Es una época tan corta que cada año la deseamos con más ilusión. Aunque los grandes almacenes se empeñen en adelantar la Navidad, es el día 20 de Diciembre la fecha señalada para empezar a adornar nuestra casas. Id preparando unos económicos y bonitos adornos para cuando llegue el momento.

La puerta de casa es la entrada a nuestro recinto de paz. Ahora podemos darle un toque navideño con pequeños adornos muy representativos que nos harán sonreír cada vez que regresemos del trabajo o de andar pasando frío por ahí.

Ahora que llega la navidad empezamos a pensar cómo dar un toque festivo a nuestro hogar. A mí me encantan las ventanas porque nos hacen llegar la paz invernal del exterior en contraste con el cálido interior de casa. Os propongo algunos ejemplos muy económicos para este año.

Volver a empezar

¿No os ha rondado nunca la idea de cómo sería volver a empezar, volver a elegir el camino?

¿Cómo seríais vosotros y qué querríais hacer en una nueva vida?

Yo lo pienso algunas veces y, con cierta prudencia, pienso que cambiaría muchas cosas, empezando por mis estudios y acabando por mi país de residencia.

Mis decisiones me han llevado donde estoy, cuando voy cumpliendo años me doy cuenta de que se me acaba el tiempo. Cuando eres joven crees que podrás hacer todo lo que quieras, que siempre habrá tiempo para emprender sueños y conseguir  nuevas metas, pero ahora, a mis cuarenta y dos primaveras, la vida empieza a parecerme muy corta, el cuerpo ya no tiene infinita energía y la cabeza no admite con tanta despreocupación los problemas o complicaciones.

Esas decisiones de mi juventud sentenciaron lo que hoy soy, una mujer trabajadora, madre y esposa. Mi vida es buena, el mundo se porta bien conmigo y yo con él, pero hay tantas cosas que me encantaría hacer o aprender y que sé que nunca jamás las haré por falta de tiempo o dinero…

Si hoy me muero podría decir que he sido feliz, que me he sentido querida, amada e incluso admirada, pero también diré que ojalá la reencarnación exista y pueda tener la oportunidad de volver a nacer para experimentar una nueva vida. 

 

 

Hola Supervivientes!! 😉

Tengo un regalito para vosotros! Es algo muy sencillo pero muy eficaz a la hora de desconectar del mundo. Una manera agradable y creativa de relajarte en el día a día.

Los Mandalas tienen su origen en la India. Relacionadas con lo religioso, servían para adornar templos o como amuleto contra los malos espíritus. Hoy en día también son una terapia contra el estrés diario.

Copia este enlace, imprime los dibujos ¡y a disfrutar!

https://ciberpsique.com/wp-content/uploads/2019/05/Mandalas-animales2.jpg

https://ciberpsique.com/wp-content/uploads/2019/05/Mandalas3.jpg

https://www.mundoprimaria.com/wp-content/uploads/2016/07/14.jpg

Descubre la persona tan maravillosa que eres simplemente cuidándote un poquito

Vive tu vida, no la de los demás.

El mundo que nos rodea puede ser terrible o encantador, ¿cómo hacer para estar siempre en el lado bueno? Aceptando lo que nos sucede con agrado y serenidad. No te preocupes, actúa. No te quejes, agradece. No te consumas, decide.

 

Por ejemplo:

Si hay alguna persona que no es amable contigo: no te preocupes, sé consciente de que tú eres buena persona y no estás haciendo nada para molestarla salvo brillar con tu propia luz (si ella o él sienten envidia o celos de tí, el problema es suyo, no tuyo). 

No te quejes por lo mal que te han hecho sentir a veces sus miradas o comentarios, piensa qué tiene de bueno esa persona y agradece lo que has aprendido de ella (siempre hay algo que aprender de los demás).

No te eches la culpa de lo que te está pasando pero reconoce la influencia de tu actitud, decide si es necesario alejarse de esa persona y cuando la veas, céntrate en tí, en lo orgullosa que te sientes siendo como eres.

El secreto está en eso precisamente: mientras respetes a los demás,  céntrate en tí, en mejorar día a día, en disfrutar del momento sin estar pendiente de nadie más.

 

Incluso, a veces, puedes llevarte una sorpresa. Puede que esa persona simplemente tenga un prejuicio infundado sobre tí. ¿Por qué no acercarte a ella e interesarte por cómo le va? Comunicarse con actitud positiva es la mejor manera de evitar malentendidos.

 

 

 

Romántica y valiente

¿Te gusta el género romántico (películas, libros, decoración, ropas, comida...)? ¿Además eres una persona que disfruta del arte y los lugares con encanto? ¿Te gustaría salir de la rutina y vivir aventuras?

¡Entonces este blog es tan tuyo como mío!

Bienvenida y gracias por leerme.

 

"Método Finita" para adelgazar, mantenerse o simplemente sentirse feliz con una misma.

Celos de pareja

                       Tener pareja, hoy en día, se ha vuelto muy complicado. 

                        Y no sólo porque cada vez somos más tiquismiquis, o, en el lado opuesto, demasiado dependientes (lo que termina con la armonía de una pareja), sino porque el modo liberal e irrespetuoso conque nos relacionamos unos con otros aboca a las personas, cada vez con más rapidez, a sentirse angustiadas.

Una pareja no es una propiedad, no es una mascota que se adiestra para que haga lo que uno quiera, pero debe haber un compromiso mutuo.

Una pareja es una PERSONA con sus propias inquietudes y gustos que acepta compartir un proyecto de vida contigo. A la que, si realmente amas, dejarás que siga su desarrollo natural, bien a tu lado, o en un momento dado, lejos de ti.

¿Qué pasa cuando a pesar de conocer estos argumentos LOS CELOS NOS MORTIFICAN?

Algo en tu forma de pensar debe cambiar. Y no se cambia de un día para otro sino practicando en cada momento en el que los celos aparecen. Una vez que sabes atajar el problema, en poco tiempo serás mucho más feliz porque ya no sufrirás continuamente.

Tu pareja te querrá aún más porque a lo que todos aspiramos es a tener a alguien que comparta nuestra vida sin pretender controlarla, alguien que nos apoye sin juzgar, sea sincera cuando haya que serlo, se alegre de nuestros logros y, sobretodo, confíe plenamente en nosotros aunque todo indique lo contrario (la mejor muestra de amor que puedes dar a tu pareja).

En definitiva, que la adoremos porque nos hace sentir genial y estamos a gusto con ella en cualquier parte. Sin miedo a sus reacciones ni miradas acusatorias.

Precisamente, algo a lo que todos hemos temido alguna vez son las miradas furtivas entre tu pareja y una tercera persona, que ni puedes evitarlas ni significan lo que crees. Los seres humanos, tanto hombres como mujeres, disfrutamos mirando las cosas bonitas, ya sean otras personas, un tierno bebé, un adorable cachorro, un paisaje espectacular, un buen plato de comida, una casa auténtica, el arte, etc…

Pero, digamos que eso es parte de una parcela distinta a aquella en la que nuestra relación se desarrolla. Una en la que cada uno es un ser individual libre. Esa franja intermedia entre tu pareja y tú debe existir para que la relación funcione y se fortalezca con los años. Es como un soplo de oxígeno que os recuerda quiénes sois y cómo queréis vivir.

 

Si tu pareja mira a otra persona es porque, inconscientemente, ha detectado algo que le llama la atención. Puede ser el pelo, los ojos, la ropa, la voz elevada, la forma de moverse, le suena la cara o, simplemente ha coincidido que ha mirado en esa dirección y se ha topado con esa imagen. No es importante, como no lo es cuando tú miras esas mismas cosas.

No debes ser tan exigente como para imponerle que no mire, no piense, no respire.

Entonces, ¿de qué sirve preocuparse? ¿Tiene la importancia que tú le das o simplemente es un gesto insignificante que no vas a dejar que te estropee el momento, junto a la persona que te quiere y el entorno maravilloso en el que estás?

Puede pasar que tu pareja se detenga descaradamente a mirar a otra persona, incluso que hable por teléfono con ella o terminen liándose. En este caso, ¿no crees que el problema no es tuyo sino que esa pareja quizás no está enamorada de ti? Entonces, ¿para qué perder tu tiempo con ella? Déjala ir y sé feliz por ti misma, sin depender de nadie.

Cuando aparece una actriz muy guapa en la tele mientras veis juntos una película te duele que él la mire, dejas volar tu mente y comiences a pensar que la desea, que ella le gusta más que tú, que te está faltando el respeto…. Es hora de practicar la confianza. 

A los dos os parece llamativa pero ninguno quiere nada más con ella. Es sólo una escena puntual en la que os fijáis en su delantera o en su trasero al igual que el protagonista chico también está cañón y no por eso querrías estar con él. Las imágenes que vemos en televisión, en la calle o en el móvil sólo son eso, imágenes, fotos superficiales, pero la persona que tienes allado es un tesoro completo. Compartes muchos momentos entrañables, divertidos, enfadados, amorosos. Y eso no se cambia por nada porque es profundo.

Lo mejor cuando empiezas a sentirte mal porque ha aparecido en escena una chica mona y llamativa es sonreír y saltar con alguna broma para destensar el ambiente y darte cuenta de que tu pareja también te mira, te sonríe y pasa de lo que haya alrededor. Imagina que los dos miráis a esa chica unos segundos y después seguís a lo vuestro. NO PASA NADA. Practica.

Es difícil sobrellevar ese dolorcillo en el estómago, lo sabe todo el que ha sido celoso alguna vez, y he de decir que sólo se pasa hablando con nuestra pareja y contándole cómo nos sentimos sin acusarlo directamente. En cuanto él o ella nos diga que no debemos darle importancia, que nosotros somos lo mejor que tiene y que nos quiere, el dolor se irá pasando.

Debemos hacer un esfuerzo por olvidarlo y confiar, pero de verdad, no guardarlo para darle vueltas después o echarlo en cara en cuanto lo recordamos. En ese momento, los pensamientos que dejemos entrar en nuestra mente son muy importantes y requiere de mucha concentración el detectar los que nos llevan a agrandar el problema y que son muy dañinos: “me ha traicionado” “le gusta” “seguro que ha pensado en ella”, etc….

Son como una garrapata que se pega al corazón. La solución es tan sencilla como no dejarlos pasar y en cuanto notemos que llegan, bloquearlos con pensamientos buenos como: “Me quiero, me quiere y lo voy a pasar muy bien” “Me centro en mí y en lo maravillosa que soy” “Si él quiere estar conmigo es porque me prefiere” “Sonrío” “Si se enamora de otra, se irá y yo seguiré mi camino, no es indispensable para mí”.

Confía y quiérete, olvídate de las dudas constantes, reemplaza los pensamientos dañinos por positivos.

 

Anécdota personal: Cuando era muy jovencita, celosa e insegura, le conté a mi pareja lo que sentía cada vez que nos cruzábamos con alguna chica guapa o atractiva. A él se le ocurrió que cada vez que eso sucediera, él me diría "no me gusta, tranquila" para que pudiéramos seguir disfrutando de nuestro momento. 

Eso me ayudó mucho. Poco a poco, practicando con mi mente y los pensamientos buenos, comprendí el diálogo tan absurdo que había mantenido otras veces en mi cabeza (la está mirando, se cree que soy tonta y no me doy cuenta, si no estuviera yo seguro que hablaría con ella y "ligarían"...) llegando a ponerme muy borde con mi pareja y estropeando momentos estupendos. 

 

Cuidado con crearte una realidad que no existe y estropea tu relación de pareja sin ningún sentido.

¡Ánimo y a practicar!😎

. Haz clic aquí para añadir tu propio texto y modificarme. Soy un gran lugar para que cuentes tu historia y que tus visitantes te conozcan un poco mejor.